Ya hemos visto en el apartado de la prevención de caries, que dentro de nuestras posibilidades, el mejor tratamiento es evitarlas.

Cuando se ha producido una caries, es la operatoria dental, la odontología conservadora o restauradora la que se encarga de eliminar, curar la caries y reconstruir la pieza dentaria.

El tratamiento de una caries se basa en eliminar los tejidos afectados, que a su vez están infectados o contaminados por las bacterias que producen las caries.

Cuando hemos eliminado el tejido careado, la pieza dentaria ha perdido parte de tejidos que conforman su anatomía normal, por tanto el objetivo de la operatoria dental es doble, por una parte eliminar la caries y por otra la de restaurar la forma original de la pieza dentaria, para que pueda ejercer su función con la máxima efectividad.

Cavidad resultante tras haber sido eliminada la caries
Pieza reconstruida (obturada)

El tratamiento más simple de una caries es realizar a la vez los dos puntos antes mencionados, y esto es lo que se llama una obturación o empaste.

La obturación de una pieza dentaria, se basa pues en eliminar el tejido careado, desinfectar los tejidos sanos que pueden estar contaminados de bacterias y restaurar la forma anatómica de la pieza dentaria, mediante diferentes materiales que veremos posteriormente.

Cuando la destrucción dentaria es muy grande, debemos recurrir a otros sistemas de restauración como pueden ser: coronas o fundas, incrustaciones, carillas, etc.

La caries se deben obturar lo más pronto posible, aunque sean caries muy pequeñas está indicado obturarlas, no debemos dejar que vayan creciendo y vayan afectando y destruyendo más tejido dentario.

Las únicas caries, que podemos posponer el tratamiento, pero bajo un riguroso control de ellas son las llamadas caries detenidas o muertas, son caries que se iniciaron y que no han avanzado, quedan como una pequeña mancha en el esmalte dentario sin actividad bacteriana.

Un error muy típico de muchos pacientes es el de asociar caries y dolor, y hay que explicarles que las caries son indoloras cuando afectan al esmalte dentario (1º capa del diente), son sensibles a los cambios térmicos, ácidos y dulces cuando se afecta la dentina (2ª capa del diente), y solo pueden producir dolor cuando afectan la pulpa dentaria (paquete vasculo nervioso del diente), en estos casos veremos en otro apartado, que primero habrá que tratar la pulpa, hacer una endodoncia (eliminar el nervio), y posteriormente restaurar la pieza dentaria.

Por ello hay que obturar las piezas dentarias lo más precoz posible, NO ESPERAR A QUE DUELAN, además la destrucción dentaria será menor y la obturación o reconstrucción más simple, y en general menos costosa.

Cuando son caries activas, o sea que hay destrucción dentaria, la obturación o empaste está indicado, y ante la duda de sí hay actividad, debemos revisar al paciente al cabo de 3 o 6 meses para estudiar la posible evolución de la caries.

El tratamiento de la caries se puede realizar con o sin anestesia local, es mejor anestesiar, pero hay pacientes que se oponen y prefieren seguir el tratamiento sin anestesia. En la mayoría de los casos debe prevalecer el criterio del profesional, y comentarle al paciente la necesidad de poner anestesia.

Es aconsejable aislar la pieza dentaria a tratar, lo mejor es colocar el dique de goma, y a lo sumo aislar con rollos de algodón y la ayuda del aspirador.

Dique de goma colocado en la pieza a tratar

La eliminación del tejido careado se realiza con instrumental muy variado:

  • Instrumentos manuales: El Odontoestomatólogo elimina los tejidos cariados y conforma la cavidad receptora de la obturación.
Instrumentos manuales para la remoción de tejido afectado
  • Instrumental rotatorio (turbinas y micromotores), se usan para eliminar tejido careado en zonas duras y para conformar la cavidad. Estos son los instrumentos que más temen los pacientes, ya que antiguamente se realizaban la mayoría de obturaciones sin anestesia, y estos instrumentos rotatorios producen dolor a nivel de la dentina.Cuando los utilizamos a gran velocidad, debemos irrigar la pieza dentaria con agua para evitar el calentamiento y posible afectación de la pulpa dentaria.
Instrumentos rotatorios: turbina y micromotor
  • Láser :aunque ya se utiliza hace años, la tecnología láser va avanzando cada vez más, aun no se usa de forma sistemática en todas las clínicas, aunque a medida que vaya mejorando la aparatología láser, se irá introduciendo paulatinamente en todas las consultas dentales. Actualmente en los paises más avanzados, el uso del láser en operatoria dental es mínimo, en cambio es muy eficaz cirugía de partes blandas.

 

MATERIALES USADOS EN OPERATORIA DENTAL

Los materiales usados para realizar las obturaciones son diversos: Las restauraciones de las piezas dentarias se pueden hacer directamente en la clínica, o bien construir la restauración en el laboratorio y posteriormente cementarla en la clínica.

Para realizar obturaciones o restauraciones directas se puede usar:

  • amalgama de plata
  • resinas compuestas (composites)
  • ormoceras
  • ionómeros de vidrio

Para realizar restauraciones indirectas:

  • incrustaciones de oro
  • incrustaciones de cerámica
  • carillas o frentes laminados de cerámica
  • Coronas o fundas de metal, metal cerámica o cerámica

 

RESTAURACIONES DIRECTAS

AMALGAMA DE PLATA

Se usa desde la primera mitad del siglo IXX, y la hemos usado durante todo el siglo XX, ha sido el material de elección que hemos usado en la mayoría de obturaciones en las que no intervenía el factor estético, por tanto se ha usado y se usa en premolares, molares, en caras palatinas (caras internas de las piezas dentarias), y en algunas caras vestibulares (externas) en piezas posteriores.

Es una mezcla de mercurio con otros metales: plata, estaño, cobre y cinc, siendo la plata el que se encuentra en mayor proporción (65 % o más).

La mezcla con el mercurio, hace que se produzcan unas reacciones y la masa cristaliza, se produce el endurecimiento de la mezcla cuando ha sido insertada en la cavidad preparada.

Debido a la mayor demanda de obturaciones estéticas (blancas) y a la casi permanente controversia sobre la posible toxicidad del mercurio, ha hecho que los dentistas no la usemos con tanta frecuencia, y va siendo substituida por materiales más estéticos.

A pesar de su efecto antiestético, es el material más duro de los que podemos utilizar.

Obturación (empaste) de amalgama de plata

RESINAS COMPUESTAS (COMPOSITES)

Son materiales que usamos para obturar cavidades, formados por una matriz orgánica y partículas de relleno.

La matriz está formada por monómeros, si aplicamos una energía sobre ellos, se desencadena su unión, es la llamada reacción de polimerización, se ha formado una polímero que es el cuerpo de la obturación. El inicio de la polimerización puede ser mediante substancias químicas (autopolimerización), o mediante la aplicación de luz halógena (fotopolimerización).

Lampara de luz halógena

Las partículas de relleno son las responsables de la dureza y de la resistencia del material obturador, y a pesar de que cada vez tenemos materiales más duros, ninguno supera la dureza de la amalgama de plata. La gran ventaja de los composites es la estética, el paciente a veces, no detecta la pieza que le ha sido obturada.

Diferentes composites de uso actual

 

Incisivos antes de obturar
Incisivos obturados

 

Incisivo antes de obturar
Incisivo obturados

 

Caries en canino temporal obturación
Reconstrucción con composite

Para reconstruir piezas dentarias muy destruidas, estamos usando una resina compuesta mezclada con el titanio, con grandes resultados.

 

ORMOCERAS

Es el material más reciente, es un material a base de cerámica modificada orgánicamente, es biocompatible y presenta una gran dureza.

Es un material que libera iones de flúor, se usa para piezas posteriores aunque también está indicado en anteriores Es poco fluido, por lo que al principio cuesta condensarlo en la cavidad, es de fácil pulido y de momento los resultados son óptimos.

Ormocera

IONOMEROS DE VIDRIO

Son materiales compuestos fundamentalmente por partículas de vidrio (cristales de silicato de aluminio y calcio), y gran cantidad de flúor, por ello es característico la liberación de iones de flúor y por tanto la acción preventiva de caries al usarlos.

Los cementos de ionómero de vidrio, tienen diferentes utilidades, se usan para:

  • cementar prótesis
  • cementar brackets y bandas en ortodoncia
  • conformar bases cavitarias
  • obturaciones en piezas temporales
  • obturaciones definitivas -sellador de fisuras
  • sellador de conductos radiculares (endodoncia)
Cementos de ionómero de vidrio

 

Cemento cermet

Como material de obturación definitivo es poco usado, ya que son mejores los composites, aunque sí se usa para obturaciones en dientes temporales y en desgastes cervicales.

Hay el cemento cermet que es una mezcla de ionómero de vidrio con partículas de plata, es usado para reconstruir piezas dentarias no muy destruidas, en las que después se les colocará una corona. También puede usarse para pequeñas obturaciones y en dientes temporales.

 

RESTAURACIONES INDIRECTAS

Las restauraciones indirectas se realizan fuera de la boca, en general son confeccionadas en el laboratorio dental, a partir de unas impresiones (medidas) tomadas en la clínica. Tras el vaciado de las impresiones, en el modelo de trabajo vemos la pieza dentaria con el defecto a restaurar, se confecciona y en la clínica se insertará a la pieza dentaria quedando retenido por un cemento de uso dental.

INCRUSTACIONES DE ORO

Han sido muy usadas, pero debido al efecto antiestético, al coste económico y al haber en la actualidad otros materiales sustitutivos, prácticamente han dejado de usarse.

Incrustaciones de oro cementadas

 

INCRUSTACIONES DE CERAMICA

Son incrustaciones que han substituido en gran parte a las de oro, debido al mejor efecto estético. En realidad el éxito está condicionado por la aparición del grabado ácido, con lo cual podemos unir la cerámica al esmalte y a la dentina, y la unión es tal que la incrustación preserva la pieza dentaria. Se toman impresiones, se construye en el laboratorio y se fijan en boca en la clínica, con cementos especiales (cemento dual).

Cavidad
Modelo de trabajo
Incrustación de cerámica
Grabado ácido
Cementación de la incrustación

 

CARILLAS DE CERAMICA

Las carillas de porcelana, llamadas también facetas o frentes laminados de cerámica, son antiguas, aunque el éxito es relativamente reciente debido a que no teníamos un sistema de fijación adecuado, y con la aparición de los cementos de resina, que se adhieren al diente y a la carilla, el problema se ha solucionado, y hoy es un sistema de restauración estética muy usado debido a los buenos resultados. (ver en el apartado de prótesis fija de la web).

Una vez reconstruido el diente, en la clínica tallamos la cara vestibular del diente, se toman impresiones, y sobre el modelo de trabajo se construye la carilla dando la forma anatómica correspondiente, así como el color del diente del paciente.

Las carillas se construyen en el laboratorio, y se cementan en la clínica.

Incisivo con caries
Carilla cementada

 

CORONAS TOTALES

En casos que la caries haya destruido gran parte de la pieza dentaria, la reconstrucción se hace con cualquier material de los descritos, pero debido al peligro de fractura de la reconstrucción debido a su gran extensión, y al peligro de fractura de la pieza dentaria, es recomendable la colocación de una corona o funda sobre la reconstrucción para protegerla y a su vez proteger la pieza dentaria. Esto se debe realizar casi siempre en dientes endodonciados (dientes que le han extirpado el nervio), debido ala mayor fragilidad de estos dientes desvitalizados.

Premolar reconstruido y corona cementada

 

Reconstrucción de un grupo incisivo superior mediante coronas y carillas

A veces por exigencias de falta de espacio, por razones de apretamiento, por cuestiones económicas, etc., se puede colocar una corona totalmente metálica, siempre que no afecte la estética del paciente.

Corona metálica

 

   
   
Última actualización : 20 de agosto de 2001
Volver a página principal Página inicial